Editorial 31 años


Mientras se suceden los campeonatos de fútbol, vienen y se van jugadores que nos ilusionan copiando y pegando declaraciones que han hecho en otros clubes, y los técnicos sostienen que han llegado a una Institución “con historia”, Gente de Ferro, mes a mes, sale de los talleres de impresión.

Mientras el Club agiganta sus instalaciones, las moderniza, se aggiorna, inaugura un Jardín de Infantes y comienza a gestarse la Primaria, Gente de Ferro se aferra al papel y la tinta.

Mientras el básquet se queda en la puerta del último partido de los play off, brindando un espectáculo para el infarto con un Etchart colmado como en los viejos tiempos e ilusionando a hinchas de toda edad, Gente de Ferro empieza a transitar sus 31 años de aparición consecutiva.

Mientras casi todos los deportes se esmeran por posicionar al verde y suman socios a sus prácticas, Gente de Ferro refleja en sus páginas los logros. Y los padres o abuelos, guardarán la revista con cuidado, en algún lugar fuera del alcance de los humanos depredadores del papel.

Mientras haya un hincha, diez coleccionistas, cien socios, varios llamados y mensajes mensuales preguntando “¿Cuándo sale la revista?”, Gente de Ferro, no morirá.

Y si son sus editores los que mueren, quizás alguien recoja el guante. O no. No podemos saberlo.

Hoy, lo cierto, es que Gente de Ferro está en la calle, a pesar de algunos personajes negativos que nunca aportan y siempre esmerilan, pero no abaten. Porque para derrumbarnos va a hacer falta mucho pico y pala.

Gente de Ferro es la historia escrita de los últimos 31 años, en que nos hemos hecho cargo de ella. Y desde el ´80, cuando éramos jóvenes periodistas cubriendo tantos campeonatos.

Si alguna vez se inaugura el museo de Ferro, hecho bastante probable, habrá revistas para exponer, viejas fotos que el socio verá con ojos nublados. Notas, trabajo, esmero,  profesionalismo, sueños por doquier, inundando las páginas.

Declaraciones mentirosas, desenmascaradas con el tiempo transcurrido. Ilusiones robadas, que terminaron en miles de lágrimas. Habrá testimonio de marchas frente a tribunales, con la finalidad de demostrarle a los inútiles fiduciarios que Ferro estaba vivo.

Paseando por las páginas de Gente de Ferro están los más grandes de cada deporte y los que han “paseado” por el Club, robando las esperanzas de los más viejos, sobre todo.

Están los pibes, siempre sonrientes, sacando un número o mostrando un premio.

En Gente de Ferro está la gente de Ferro. Toda. Para ellos trabajamos, sin escatimar esfuerzos.

Por eso, para festejar estos 31 años, estamos entregando GRATIS la Revista en la cancha.

Nosotros tendemos la mano, vos la recibís.

Nuestros lectores y nuestros avisadores merecen una distribución gratuita, para que todos tengan acceso. Hasta que se agote o nos agotemos.

Gracias por tantos elogios en el facebook. Por los abrazos, por las palabras. Gente de Ferro está de pie, con la frente en alto y el corazón feliz.